ISRAEL, excluida de la Fidae

abasolo
abasolo

APPRadio Fiesta Latina a un solo click

Publicidad
Publicidad

Escrribe: Jorge Abasolo

La decisión del presidente Boric al no permitir que este país  asista a la FIDAE hay que considerarlo como otra oda a la irracionalidad de alguien que no da el ancho para Jefe de Estado.

El ataque de Hamas en territorio israelí y la represalia contra la Franja de Gaza se han convertido en el mayor conflicto en la región desde el enfrentamiento entre Israel y la guerrilla libanesa de Hesbolá en 2006.

La reacción del gobierno chileno fue más hormonal que racional.

Aquel genio austríaco de la diplomacia llamado Clement Metternich (líder del Congreso de Viena, en 1814) solía decir que en una guerra de muchos años, la escaramuza final es la que queda en el imaginario colectivo.

Es lo que sucedió en octubre del año pasado, cuando la reacción israelí contra el grupo Hammas conmocionó al mundo quedando el pueblo judío como “villanos en grado superlativo”.

Pongamos la reversa en la historia.

Luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos, el conflicto israelí-palestino alcanzó una nueva dimensión, en cuanto coartada ideológica-religiosa por parte de Osama Bin Laden para atacar a los Estados Unidos. Desde luego, ello indujo a un mayor énfasis en el estudio de las raíces religioso-culturales del conflicto, en el marco de la estagnación en el proceso de paz.

A su vez, ese ataqué explicó la estrategia del sector laborista que seguía al primer ministro Shimon Peres, para realzarlo desde un gobierno liderado por un adversario de los Acuerdos de Oslo.

SOBRERREACCION

La reacción palestina no pudo ser más funesta y desafortunada, actuando desde la disidencia a la Autoridad Palestina liderada entonces por Yasser Arafat…¡y sus simpatías por las acciones de Bin Laden!

La mala memoria no es patrimonio de sudamérica.

El embajador de Israel en Chile, Gil Artzyeli, ha insistido públicamente en que la administración de Boric está llevando adelante una “política antiisraelí”.

En el ataque del sábado 7 contra Israel habrían participado al menos 1.500 milicianos del brazo armado de Hamas, que recibe el nombre de Brigadas Qassam. Producto de la acción del grupo terrorista, han muerto 1.300 israelíes, mientras que al menos 150 permanecían como rehenes en Gaza.

Sin embargo, para muchos, lo que ha quedado en la reacción israelí ante los ataques de Hammas, la organización política y paramilitar palestina que se declara yihadista, ​ nacionalista e islamista.​​​​

El presidente de Chile, de cuya ignorancia no quiero acordarme, reaccionó de una manera tan pueril como instintiva, que se suma a una catarata de actos irresponsables por parte del actual gobierno.

La decisión fue irresponsable en grado superlativo y demuestra el absoluto desconocimiento y desprecio del señor Boric en lo concerniente a la seguridad nacional de nuestro país.

Tanto el Ejército, la Armada, la Aviación y la política satelital de Chile tiene una alta dependencia tecnológica respecto de Israel. Y esto ha sido así durante décadas, ya que la relación entre ambos países ha sido cercana y afable en cuanto a trabajos y asesorías.

El ministro de Relaciones Exteriores, Alberto Van Klaveren, hizo poco y nada por exhortar al señor Boric de que no adoptara tal decisión. En fin, hay diplomáticos que se parecen a ciertas botellas de vino: se les conoce solo por la etiqueta.

El embajador de Israel en Chile, Gil Artzyeli, lamentó la decisión del Gobierno del presidente Gabriel Boric de excluir a la empresas israelíes de la Feria Internacional del Aire y del Espacio (Fidae). Además, comentó que desde el 7 de octubre de 2023 (cuando comenzó la guerra en Medio Oriente), no tiene contacto con la administración del Mandatario. “Israel participa en la Fidae desde su primera edición en 1980. Es un proyecto magnífico de la FACH y somos parte de este, y las relaciones entre Israel y Chile durante décadas, porque no comenzaron ni ayer ni antes, sino hace décadas (…) su profundidad y su ámbito en todas las áreas, en todas las áreas, es muy profundo. Entonces, el hecho que no podamos participar en un evento muy importante, en que Chile es el anfitrión, nos duele”.

Según expresó el embajador, en algún minuto pensó que el problema era él, por lo que llamó a su país para preguntar si el presidente podía establecer una reunión con Boric, pero sus gestiones no tuvieron éxito. Artzyeli destacó a todos los países que han visitado Israel, incluso, con los que no tienen relaciones diplomáticas, pero remarcó que “el embajador de Chile en Israel está aquí y yo no tengo acceso a la Cancillería, no quieren escucharnos”. Tras ser consultados por las declaraciones de la ministra del Interior, Carolina Tohá, en el marco de la exclusión de la Fidae, quien dijo que “para un país como Chile no es fácil tomar una medida de este tipo (…) y entendemos que tiene muchas consecuencias”, señaló que “cuando alguien se preocupa de los derechos humanos, se preocupa de los derechos humanos de todos. Pero cuando alguien se obsesiona con Israel, no se trata de derechos humanos, sino de utilizar derechos humanos como un argumento”.

Un ex embajador de Chile ante Israel escribió en un prestigioso diario capitalino: -Como ciudadano chileno lamento mucho su situación diplomática, independiente de la guerra que desgarra a Oriente medio, considero que el presidente Boric debió abstenerse de tomar partido en ese gravísimo conflicto toda vez que en Chile apreciamos a las familias de origen árabe y judío y sus descendientes.  Más adelante envió un directo recado al Embajador israelí:

 -“No pierda el tiempo discutiendo ni hablando con esta clase de gente que dice gobernar a Chile. Mejor dicho,  destruir Chile”.

Quienes crean que Chile se compró un problema sólo con Israel, están equivocados. Esperemos unos meses para saber la actitud que adoptarán frente a Chile países como Inglaterra y Estados Unidos.

Sé muy bien por qué se los digo…

 

 

 

FU

Loading

Visitas: 0

Agencia Avan SEO
Agencia Avan SEO

APPRadio Fiesta Latina a un solo click